Archivos de la categoría Dolor

Malas noticias, buenas noticias.

Muchas cosas no van a salir como yo quiero, espero, ni mejor que mis expectativas…

Lo cual hace que me diga:

Las malas noticias  son:

Vas a perder dinero, te van a rechazar, vas a equivocarte…

Sin embargo, me alivia mucho reconocer las buenas noticias:

NO TE VA A DOLER COMO ANTES.

Seguir leyendo Malas noticias, buenas noticias.

¿No quieres sentirte “mala persona”?

Escuché un dato que me deja qué pensar:

Tenemos 66,000 pensamientos al día.

¡88 % de esa cantidad son: JUICIOS y CULPA!

Por un lado, juicios acerca de nosotros y de los demás; por  otro,  culparnos a nosotros y a los demás.

Menciono esto porque acabo de darme cuenta de qué hay muchas cosas que hago y dejo de hacer por no sentirme “mala persona”.

Seguir leyendo ¿No quieres sentirte “mala persona”?

El músculo del desapego

Sí  hay algo seguro en la vida, es el cambio.

Y parte del cambio implica pérdidas.

Vamos a perder seguridad, confianza, salud, relaciones importantes, cosas que  nos costó trabajo conseguir.

Y perder algo duele…

Pero evadir o negar una pérdida que puede suceder dolerá más.

No es mi intención con lo que escribo aquí estimular la paranoia predeterminada que fantasea con catástrofes que a lo mejor no suceden.

Sí es mi propósito generar consciencia de que el cambio y la pérdida son parte natural del proceso de vivir y que si nos entrenamos en nuestro músculo de desapego podremos movernos sin tanta angustia.

Puede que haya dolor y tristeza, pero remordimiento o miedo son más fáciles de prevenir de lo que podemos imaginar…

…Siempre y cuando tengamos ejercitado nuestro músculo de desapego.

Seguir leyendo El músculo del desapego

¿Quién te enseñó..?

Amarrarnos las agujetas, hablar, leer, caminar…

La mayoría de las cosas que hacemos las aprendimos.

Andar en bicicleta, manejar, comer de cierta forma…

Esas son cuestiones concretas que podemos rastrear de acuerdo a los hábitos de nuestro entorno y a quienes nos criaron: familia, maestros de escuela, amigos.

No somos tan conscientes de que nuestras reacciones emocionales también son mecanismos aprendidos por:

1. Seguir el ejemplo de alguien más, o,

2. Un chiripazo que nos permitió resolver superficialmente algún conflicto, y que nos condicionó para tomarlo en cuenta en el futuro porque funcionó.

Seguir leyendo ¿Quién te enseñó..?

Por qué tropiezo con la misma piedra

Algo que jamás había escuchado y una gran lección que me ha dado la escuela fueron estas 2 palabras:

Ganancias Secundarias“.

Ese termino se refiere a beneficios inconscientes que conseguimos aún cuando a un nivel superficial sentimos que no podemos romper hábitos o patrones que nos frustran.

En un sentido integral, el autosabotaje no existe, y esto se evidencia cuando sin querer nos encontramos con una decepción  frecuente.

Una frase que ilustra el proceso de tropezar con la misma piedra menciona:

Una vez es accidente,

Dos es sabotaje,

Tres veces, es arte.

 

Seguir leyendo Por qué tropiezo con la misma piedra

Qué problema quieres amar

Hace un par de semanas encontré una idea que me mostró una posibilidad de mermar mi frustración.

Se trata de dejar de buscar “la felicidad”, “la tranquilidad” o “estar bien”, que son intenciones que tengo cuando me siento vulnerable y que por desgracia no se alcanzan por lo abstractas que son.

Seguir leyendo Qué problema quieres amar