¿Cómo aprovechas tu sugestionabilidad?

Terminé de leer el libro de arriba, me pareció muy oportuno con temas de pandemia, vacunas y manejo de incertidumbre.

Este texto considera el papel de la sugestionabilidad como una herramienta para potenciar o sabotear nuestra salud.

Mientras lo leíame pregunté:

¿por qué no aprovechar nuestras percepciones para incrementar nuestra salud física, o, en el peor de los casos, para mermar los estragos que el miedo nos causa a nivel orgánico?

Somos sugestionables. Si alguien me dice que me veo enfermo, más gordo, flaco, lo que sea, y yo no me percibía de esa forma, se va a sembrar una idea que no tenía antes.

Si en lugar de pelear por no dejarnos influir por elementos externos, nos volvemos más cuidadosos con ser selectivos y ponernos en atmósferas que nos bombardeen con ideas de las experiencias que deseamos vivir, sentiríamos más felicidad y satisfacción sin tanto esfuerzo.

Habrá influencias que no puedas controlar, que sucedan sin que te des cuenta, pero hay muchos contextos que elegimos por flojera, apatía o por “estar informados” que nos inyectan miedo y, en consecuencia, hacen uso de nuestra farmacia interna para darnos una buena dosis de adrenalina y cortisol que terminan por concretar lo que tememos: pérdida de salud.

¿Qué personas o experiencias te restauran sin que te lo propongas?

Responder a esa pregunta te va a dar atmósferas que usarán la sugestionabilidad para soltar endorfinas, dopamina y otras substancias que se dan de manera espontánea cuando nos sentimos felices, curiosos o enamorados.

¿Cómo puedes aprovechar tu sugestionabilidad hoy para renovarte?

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021 Arturo Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *