La ecuación de la felicidad

La ecuación de la felicidad de Neil Pasricha

Ocioso veía Youtube cuando me apareció un video de un chavo que mencionaba los 4 libros que le cambiaron la vida. Me llamó la atención, reconocí uno de los libros y otro, el de la foto me intrigó. Jamás había escuchado de él, ni de su autor: Neil Pasricha.

Lo busqué y lo encontré sin problema, lo compré y me atrapó.

La ecuación de la felicidad se sintetiza como dice el título:

QUERER NADA + HACER CUALQUIER COSA = TENERLO TODO

Y se desarrolla en poco más que los siguientes puntos hechos capítulos:

SÉ FELIZ EN PRIMER LUGAR

HAZLO POR TI

RECUERDA LA LOTERÍA

NUNCA TE JUBILES

VALÓRATE A TI MISMO

CREA ESPACIO

SÓLO HAZLO

SÉ TÚ MISMO

NO SIGAS CONSEJOS

Una de las sugerencias que hace más disfrutable este libro te la da el autor: léelo de a poco y en diferentes lugares para que la información la asimiles con más profundidad.

Algunos temas que considera:

¿Por qué es más fácil sentirte infeliz que feliz?

¿Cómo inmunizarte contra la opinión de los demás?

¿Por qué jubilarte te puede matar, además de hacerte miserable?

¿Cuánto dinero ganas en realidad?

Por qué nos cuesta trabajo tomar decisiones, ser coherentes con ellas y cómo facilitar el proceso.

Una fórmula interesante para superar el miedo y la morosidad: “Lo hago”.

Cómo saber qué tan feliz eres con tu pareja y ser consciente de que habrá malos momentos que no están peleados con una relación padre.

Esos son algunos de los puntos que considera el libro a muy grandes rasgos, para terminar voy a agregar un capítulo del libro que da una definición de la felicidad que me gustó:

 

“La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces está en armonía”

 

Este es el poder de ser tú mismo. Esta es la sensación que obtienes al seguir tu corazón.

No siempre es cómodo al principio, pero siempre es cómodo al final.

Marilyn Monroe dijo lo siguiente: “La imperfección es belleza, la locura es genio, y es mejor ser absolutamente ridículo que absolutamente aburrido.”

La Madre Teresa expresó: “La honestidad y la transparencia te hacen vulnerable. Sé honesto y transparente, de todos modos”.

En Alicia en el País de las Maravillas, el Sombrerero Loco pregunta:

-¿Me he vuelto loco?

Y Alicia responde:

-Me temo que sí. Estás totalmente chalado. Pero déjame decirte un secreto: todas las mejores personas suelen estarlo.

Sé tú mismo. Sé tú mismo y siéntete genial con ello.

Ama tus tics y mellas y amores y rasguños y miedos y pasiones.

Conocerlos lleva a vivirlos, y vivirlos lleva a amarlos.

La relación que tienes contigo mismo es la relación más importante de tu vida.

Acomodarte en tu yo verdadero, raro y auténtico no es fácil, pero es la forma más satisfactoria de tenerlo todo.

Vamos a hablar de por qué esto es así.

Muchos altos ejecutivos, expertos en finanzas y locutores profesionales con los que he hablado están agotados de ir a trabajar todos los días… fingiendo ser alguien que no son. Piensan que la paga es tan buena que vale la pena aceptar el papel y representarlo. Sin embargo, cualquier desajuste entre lo que estás haciendo y lo que quieres hacer permite que una infelicidad opaca e invisible se encone. La confusión en cuanto a tus valores se asienta en tu corazón y en tu mente. Este atasco cerebral […] no es sólo agotador. También es peligroso. ¿Por qué? Porque tu sentido único del yo corre el peligro de sofocarse.

[…]

Corres el riesgo de olvidar quién eres.

Ralph Waldo Emerson dijo: “Ser tú mismo en un mundo que está intentando constantemente hacer de ti algo distinto es el logro más grande que hay”.

Pero no es fácil. Así que ¿por qué aspirar a ello?

Que te lo diga Gandhi, él sabía mucho sobre la felicidad.Defendió no desear nada, hacer cualquier cosa y tenerlo todo para sí mismo y para su país.

“La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces está en armonía”.

Dilo otra vez Gandhi:

“La felicidad es cuando lo que piensas, lo que dices y lo que haces está en armonía”.

Éste es el destino de la autenticidad: el alineamiento total de los pensamientos, las palabras y las acciones. Tus brazos, piernas y cerebro quedan unidos con un fuerte plástico, cómo el de la tapa del mando a distancia.

Ser uno mismo conduce a la felicidad.

Pero, ¿cómo llegar ahí?

Pasricha, Neil, La Ecuación de la Felicidad, Ed. Sirio, España, 2016, pp. 246 y 247.

Si te interesa comprarlo en Amazon da clic en las letras verde de abajo:

La Ecuacion de la Felicidad

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Arturo Hernández

4 thoughts on “La ecuación de la felicidad”

  1. Hola Arturo,

    Que gran ecuación, el ser feliz es el objetivo en el que estamos todos creo yo y ahora nos compartes la formula, el equilibrio entre lo que pienso, digo y hago.

    Aveces no sabemos que ese equilibrio nos daría aquello que tanto buscamos.

    Gracias por compartir Arturo

    Saludos !

  2. Considerando esta ecuación, la felicidad proviene de ser congruentes también… No es algo fácil y por lo tanto tampoco es agradable, generalmente queremos que todo sea rápido y fácil pero eso es, como dijiste en una de tus entradas anteriores: “Aliviarse o sentirse bien”…

    Necesito ese libro, ya lo estoy pidiendo en Amazon como recomiendas.

    Gracias, Doc
    =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *