Consecuencias

Una idea que me orienta es la de ser cuidadoso con pensar que:

“hubiera pasado de cualquier modo.”

Dinero que llega inesperadamente, una enfermedad que aparece de pronto, una persona que me traiciona o por el contrario, una ayuda que llega de donde menos imagino…

No son coincidencias. Algo hice antes, o dejé de hacer, que vino a explotarme en este momento en la cara.

Lo que experimento en tiempo real, no creo que sea tanto karma, como física basica:

ACCIÓN- REACCIÓN. 

En este instante siembro las semillas de mis creaciones: de la calidad de mi trabajo, de mi estabilidad económica, mi salud, la armonía de mis relaciones, mi sensación de satisfacción… al mismo tiempo, lo que siento ahora, es la cosecha de mi siembra previa.

En una película que se llama Entrevista con Dios, Él le dice a su entrevistador:

“No hay pecado, ni condenación, sólo hay consecuencias”.

Esta perspectiva se me antoja muy liberadora, pues me permite dejar de ver la realidad bajo el prisma de lo bueno y lo malo, así  como el escape compulsivo por no sentirme mala persona.

Ya que es una tendencia humana  rastrear orden en lo caótico y buscar patrones  en la incertidumbre, creo que puede resultar muy práctico para mis movimientos vitales, reconocer qué estoy experimentando.

Algo sembré en pensamiento y acción antes, y algo siembro en este mismo momento. ¿Qué pensamientos tengo? ¿Qué emociones siento? ¿Qué acciones ejecuto? ¿En qué experiencias decido hacerme de la vista gorda? ¿Cuándo fluyo? ¿Cuándo me vivo como víctima?

Desde mi responsabilidad por observar esa siembra puedo estimular lo que hago (si es afín con mis objetivos) o modificarlo (si es algo que me genera sufrimiento) desde mis causalidades sincronizadas con las casualidades externas. Pero el primer paso es volverme consciente de mi experiencia actual.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021 Arturo Hernández

4 comentarios en “Consecuencias”

  1. Tiene mucha razon,todo lo que argumenta es la realidad, la vida es muy bonita,pero es dura, no regala nada. lo poco que hemos consiguido es puro trabajo limpio, muchos se quejan pero no les gusta trabajar creen que del cielo les va a llegar una casa, un coche, un cheque etc,
    Pero la ley divina existe, la ley de atraccion.

  2. Newton lo dijo y eso me aleja del pensamiento mágico como técnica que soy.
    Todo lo que hacemos tiene una consecuencia, el Universo pone todo en su lugar porque así es como lo hemos ido acomodando nosotros según nuestras “conveniencias actuales” y luego nos decimos sorprendidos cuando “nos rebota en la cara” y nos sentimos víctimas.
    Cosecho lo que siembro… de mi depende si el fruto será dulce, amargo o agridulce.
    Muy buena entrada, Doc. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *