La salud como prioridad

El otro día una amiga me contaba que en un curso que tomó una de las activida consistía en escribir tus tres valores principales.

Ella escribió la salud como valor primario.

Al momento de compartir lo que habían anotado, los valores comunes eran: excelencia, seguridad, familia, estabilidad, perseverancia, disciplina, trabajo, liderazgo, honestidad…

Pero nadie más tenía esa consciencia de la salud como un valor, como algo que se cultiva, orienta, y se vuelve un eje para nuestras decisiones.

 

Una compañera de curso se le acercó para darle las gracias por la consciencia de ser más atenta con su salud, ya que no sólo la daba por supuesta, sino que muchas elecciones que hacía cada día iban en contra de la salud.

A los pocos días de esta plática me encuentro en un libro la misma idea, el autor menciona que antes que el dinero, la libertad, e incluso su familia, está el cuidado de su salud, y aquí hay una jerarquía también, primero su salud física, luego su salud emocional y en tercer lugar su salud espiritual.

Si su cuerpo está mal, argumenta, su desempeño en tramitar sus emociones, temas espirituales, atención a sus relaciones, trabajo y disfrutar la vida, será muy pobre.

Toma como analogía la indicación antes de cada vuelo de, en caso de emergencia, oxigénate tú primero, y entonces, colócale la mascarilla a quien dependa de ti.

Viene también una cronología respecto a un triángulo que implica salud-tiempo-dinero muy gráfica:

1. De niños y adolescentes tenemos salud y tiempo, pero no dinero.

2. De jóvenes adultos tenemos salud y dinero, pero no tiempo.

3. De viejos tenemos (o se esperaría haber logrado) tiempo y dinero, pero no salud.

Lo más práctico resulta de alcanzar la triangulación lo más pronto en los 3 elementos como realidad cotidiana: Tener el tiempo, la salud y el dinero suficiente.

Pero creo que el fundamento sigue siendo la salud, si no la procuramos, le estamos dando en la torre a mayor tiempo de vida (o calidad de ella) y a la posibilidad de generar dinero (de manera continua, sostenible y puede que hasta exponencial a través de intereses compuestos a nuestro favor).

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021 Arturo Hernández

2 comentarios en “La salud como prioridad”

  1. Doc!!!
    Justo platicaba de eso con mi familia, que generalmente decimos que mientras haya salud hay trabajo, dinero, etc… sin embargo personalmente creo que “se dan un quién vive” el dinero y la salud en la rueda de la vida porque a veces uno ayuda a tener el otro y viceversa.
    El tema acá es que debemos saber la importancia de cada una de las cosas.
    Muy buena lectura para no olvidar la salud como prioridad.
    Gracias, Doc!!!

    1. Y lo mismo que señalas entre darle su respeto al tiempo como algo que permite la estabilidad de nuestra salud, sucede con el tiempo para ambos factores…

      El dinero “compra” o suprime libertad, dependiendo cómo lo utilicemos, y en la libertad se puede encontrar tiempo y salud.

      ¡Un abrazo Soledad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *