¿Lo necesitas? ¿Te hace feliz?

Estas 2 preguntas se resumen en:

¿Agrega valor a tu vida?

Ese es el criterio de la tendencia al minimalismo.

“La Vida Minimal” de Pedro Campos.

Ya había escuchado un poco de este movimiento, pero algo que me hizo comprar el libro de la foto fue que va más allá de disolver la acumulación innecesaria de cosas…

También plantea la eliminación de pensamientos y emociones que ni nos hacen felices, ni necesitamos.

No había considerado lo funcional que puede ser esa intención para estar en paz o sentir felicidad:

Así como podemos escombrar un cuarto de cachivaches, así podemos hacer con nuestro mundo interno, la dificultad aquí radica en que ese mundo es abstracto.

Aunque no podemos ver nuestros pensamientos o sentimientos, sí nos pesan y quitan espacio a experiencias que decimos que queremos vivir.

Estamos condicionados para tener, ser, pensar, movernos, preocuparnos. No sabemos gestionar y disfrutar los espacios vacíos internos y externos.

Por lo anterior, algunas ideas que me resultaron liberadoras de este libro fueron:

No necesitas tenerlo todo.

No necesitas hacerlo todo.

No necesitas estar ocupado todo el tiempo.

Ocupado no es ser productivo.

Puedes soltar metas, para enfocarte.

A veces hacer NADA (estar echado sin tecnología, ni algo “útil” que hacer) es importante para renovarnos.

Lo bonito y útil de no necesitar todo, es que tendremos más capacidad cognitiva para lo poco que sí necesitamos o nos hace felices.

Tenemos límites físicos y emocionales, eso es ventajoso. Si ocupas tu espacio interno y externo con cosas buenas y útiles no quedará espacio para otras cosas (por desgracia, lo opuesto también es cierto).

Si decido aprenderme los nombres de todos los actores de una serie, estoy restando espacio para otras experiencias; si decido poner atención en todo lo jodido que hay en el mundo estoy limitando la capacidad de mi memoria interna para atender cosas útiles, inspiradoras, afines con lo que digo que quiero tener, ser o vivir.

No podemos pensar 2 cosas al mismo tiempo.

Lo que almacenamos física, mental y emocionalmente ocupa espacio, lo veamos o no. Ese espacio ocupado priva la posibilidad de llenarnos de cosas buenas o nos permite defendernos de la llegada de cosas desagradables.

¿Qué guardas? ¿Un montón  de cachivaches con los que justificas apego o experiencias con propósito que puedes ordenar sin problema y que brindan armonía a tu vida?

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2020 Arturo Hernández

4 comentarios en “¿Lo necesitas? ¿Te hace feliz?”

  1. Desde hace un par de años decidí que ya no quería llenarme de cosas, de pensamientos, de personas o de sentimientos a lo tonto. Solo pensé en tener lo que realmente necesito y, en su momento, deshacerme de cosas que pensé que necesitaba y que de pronto ya no uso (pensamientos, personas y sentimientos aplican también), el proceso no es fácil.
    Apenas creo que estoy tomando acción nuevamente, creo que otra vez me llené de “cosas” y, supongo que ya me están estorbando.
    Gracias, Doc!

  2. Gracias Arturo por todo lo que compartes, llena el Espíritu para seguir adelante y ser más conscientes de nosotros mismos. Saludos afectuosos Isabel Ojeda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *