El síndrome del impostor

Hace como un año, un paciente me compartió esta categoría.

Sìndrome-del-impostor-psicologos-df-cdmx-colonia-del-valle-benito-juarez
Una vez un amigo me contó que conocía a alguien muy exitoso que sentía que tenía un sello así en la frente.

 

Me dejó pensando varias cosas. Y encontré el mentado diagnóstico cada vez con más frecuencia a partir de que me lo compartieron.

 

Por mi trabajo tengo la oportunidad de ver la parte vulnerable de muchas personas. Gente talentosa que tiene un nivel de competencia notable en varias áreas.

 

Sin embargo, también viven inseguridad, duda, celos, miedo, vacío, necesidad de ser vistos.

 

Algo que no deja de sorprenderme es como muchas veces, más que disfrutar, del reconocimiento exterior o de los logros materiales, nos volvemos adictos a estas experiencias, para tapar nuestro síndrome del impostor.

 

¿Qué es el síndrome del impostor?

 

La dificultad para aceptar e introyectar lo valiosos que somos, pensando que no somos tan talentosos, inteligentes, hábiles, exitosos, como el mundo cree.

 

Esta vivencia se acompaña con el miedo a ser descubierto en nuestra parte insegura y ser catalogados como fraudes.

 

Una manera de resolver este sentimiento de insuficiencia o vulnerabilidad, consiste en aceptar esa parte que duda en lugar de tratar de ocultarla, integrar esa emoción de no ser suficiente con la realidad concreta de los logros que conseguimos.

 

De alguna manera todos vivimos el síndrome del impostor, pero reconocerlo y ser conscientes de que todos, en algún punto lo padecemos, ayuda a diluirlo.

 

 

Arturo Hernández Vera, especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja

Psicólogos y terapia individual y terapia de pareja en México, Distrito Federal, D.F., ahora CDMX.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2016 Arturo Hernández

9 thoughts on “El síndrome del impostor”

  1. Wow y si que lo somos y seguramente en mas de una ocasión sobretodo por esas carencias que pensamos que nos hacen falta o que nos la creemos.

    Gracias!!

  2. Wow! Simplemente fenomenal y totalmente cierto yo lo he padecido y lo padezco a aun aunque con menos frecuencia ya que ese amor por uno mismo con defectos y virtudes sin duda ayuda y en mi se ha incrementado, gracias por compartir me estos datos! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *