El músculo de la gratitud

“No tengo condición.”

Es una frase que se escucha cuando alguien hace un esfuerzo físico diferente a lo que está acostumbrado y sufre.

Hacer actividad física con regularidad nos va a permitir hacer cosas que la vida sedentaria no estímula, por ejemplo algo tan trivial como subir escaleras sin jadear.

Si nos movemos, estiramos, o cargamos, nuestros tendones, ligamentos y músculos se volverán más resistentes.

Si nos quedamos estáticos, nuestro cuerpo se empezará a atrofiar.

Esto que describo no es gran ciencia, pero creo que hay experiencia similares que no son tan evidentes.

En mi caso personal me di cuenta el año pasado que tengo un músculo muy poco desarrollado, y que todos los días antes de dormir me preocupo por entrenar.

musculo-gratitud-psicologos-terapia-de-pareja-en-linea-mexico-df-cdmx-colonia-del-valle-narvarte-benio-juarez

Ese músculo que se atrofia con mucha facilidad es el músculo de la gratitud.

Nuestro diseño natural, puro y espontáneo es ser pesimistas y quejumbrosos, ver qué está mal puesto o falta.

Ser feliz requiere esfuerzo y consciencia. De otro modo nos ganará la inercia de las comparaciones, el fatalismo y la insatifacción.

Una manera práctica de sentir felicidad y satisfacción supone ser agradecidos. Sin gratitud no es fácil sentir felicidad. Cuando agradecemos de forma genuina es más fácil empezar a sentirnos completos y de ahí la transición a la felicidad es fácil.

Enfatizo: Agradecer es antinatural, lo “normal” es quejarnos.

Por eso es más sencillo sentir frustración que sentir felicidad.

¿Qué actividad concreta, a largo plazo, me hará sentir feliz independientemente de que las cosas a mi alrededor no sucedan como quiero?

AGRADECER.

¿De qué manera concreta puedo aprender a agradecer si no siento que tengo algo por lo que mostrar gratitud, sino todo lo opuesto: reclamo y dolor?

TODAS las noches escribe 3 cosas que agradeces de tu día.

Por más miserable que sientass que es tu situación personal, agradece por 3 cosas.

Aunque sientas que te engañas, busca 3 cosas por agradecer y escríbelas.

Si encuentras motivos para senitr gratitud, ¡felicidades!, ya eres feliz o te acercas a serlo.

Si no encuentras motivos para sentir agradecimeinto, déjame ayudarte.

2 cosas para agradecer hoy, si no pasas un buen día:

Primera: tienes los recursos para tener un dispositivo en el que leer esto, no todo mundo tiene la tecnología que tienes, o los recursos o alguien que le preste un celular, tableta o computadora, eres afortunad@.

Segunda: Puedes ver, tienes ojos para leer esta información. Hay persona que nunca han podido captar la luz y los colores, ni podrán hacerlo. eres afotunad@.

Así se empieza. Ati te toca tu tercerr motivo del día para dar gracias.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Arturo Hernández

8 pensamientos sobre “El músculo de la gratitud”

  1. Hola, creo que es una reflexión que nos lleva a la conciencia porque es muy fácil sentirse merecedor de todo y dejar de valorar lo que tenemos empezando por la vida que uno nunca sabe cuando terminará.
    Gracias.

  2. Pffff… Mucho más difícil que empezar a ir diario a caminar para ejercitar mis músculos “físicos”, los músculos “mentales” son más difíciles de hacerles condición.
    La tercera, para mi, es tener y haberme encontrado con alguien como tu para que me dé consejos sobre como sentirme mejor.
    =)

  3. Wow, definitivamente siempre llegan las cosas en un momento justo, gracias Arturo por tan linda reflexión, que la mayor parte del tiempo me olvido de ejercitar y que me dará satisfacción de libertad y Dr que no todo anda tan mal como me hago creer!

    Un abrazo para todos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *