Toca una puerta y se abre una ventana

Ayer escuche una frase que me hizo sentir muy bien:

tocar-puerta-psicologos-terapia-en-linea-virtual-de-pareja-ciudad-de-mexico-distrito-federal-df-cdmx-colonia-narvarte-del-valle-benito-juarez

“Toca una puerta y se abrirá una ventana”.

Quien la mencionaba afirmaba que todo lo que hacemos tiene un resultado.

Hay un principio básico que reza:

“A cualquier acción corresponde una reacción.”

Me gustó la frase porque recordé varios momentos en mi vida en los que cobra sentido.

Hay ocasiones en las que hago algo con expectativas y no obtengo los resultados esperados, entonces me frustro. Pero tiempo después sucede algo que es afín con lo que yo buscaba con ese “hago algo”.

Llega por otro lado, de una manera que a mí no se me ocurría.

Ahí es donde se me hizo muy fuerte la expresión:

“Toca una puerta y se abre una ventana.”

No sé cuántas veces te has molestado por no conseguir algo por lo que luchaste. A mí me ha pasado muchas veces, pero de las cosas que más me ha dolido no conseguir en el momento a pesar de esforzarme en conseguirlas, sí me ha llegado un equivalente superior a lo que deseaba, siempre y cuando me haya movido antes, aún cuando el movimiento pareciera estéril en la inmediatez.

Depende de que tanto me moví no importa si me esforcé o fluí, pero sí de la emoción que pusiera en la búsqueda concreta, siempre llega lo que buscaba o algo mejor. Quizá no de la puerta en la que tanto insistí, pero sí de alguna otra puerta o ventana que de entrada no registré o me parecía irrelevante.

Toca puertas, se abrirá, y si no se abre, vuelve a tocarla o toca otra, se abrirá una ventana.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Arturo Hernández

3 pensamientos sobre “Toca una puerta y se abre una ventana”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *