LA FUNCIÓN DE LAS CICATRICES

LA FUNCIÓN DE LAS CICATRICES



Te presento a Claudia.

Claudia es una chica preciosa, en todo el sentido del término, en su trato con la gente, en la manera en que se expresa, en la forma que percibe el mundo, y en su físico.

Platicando con ella me contó de sus heridas. Normalmente uno la percibe guapa y arreglada. Hasta que ella señala sus cicatrices uno se da cuenta de esos deterioros.

En un choque la mandíbula se le destrozó y se la reconstruyeron, en otro accidente se abrió un lado de la frente, de pequeña, por otro golpe en la cabeza, tuvieron que drenarle líquido del interior del cráneo, para lo cual varios médicos hicieron múltiples perforaciones en su cabeza.

Esta lesión es la más interesante del conjunto de marcas que la conforman, por la posibilidad de estrago no sólo estético sino funcional. Quedó en coma después de ese impacto, no se sabía si sobreviviría, ni si su sistema nervioso conservaría las funciones íntegras.

Después del coma ella se recuperó y lleva una vida normal, exitosa, envidiable.

Cuando muestra sus cicatrices, de la barbilla reformada, de la frente fisurada, de las grietas de su cráneo, es interesante lo que sucede con esta mujer…

Que sus cicatrices la hacen más hermosa, que esas imperfecciones en lugar de restarle presencia, la distinguen, ya que son evidencias de su historia, del ser humano integral que ahora es, y que si no hubiera vivido esos sufrimientos, no gozaría su existencia actual con tanta plenitud, ni brindaría una felicidad contagiosa.

Esa es Claudia que despreocupada cuenta de sus abolladuras pasadas, que tiene cicatrices que definen su bella cara.
Seguro tú conoces a alguien que tiene cicatrices que definen su alma.

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en México D.F. y CDMX, Cólonia del Valle y Narvarte, Delegación Benito Juárez.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Arturo Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *