PUEDES O QUIERES

PUEDES O QUIERES

Si vieras un enorme pastel de chocolate, y te dijeran que no vas a engordar si lo consumes. ¿Te lo comerías todo, o un pedazo? ¿Lo harías por disfrute o por gula?

Si llegaras a un bar, y te dijeran que puedes beber lo que se te antoje sin importar si mezclas brebajes, sin padecer los estragos del incremento de calorías, y sobre todo, sin llevar la cruz al día siguiente. ¿Beberías por gusto o por el efecto que sobrelleva un vacío?

Si te dieran el trabajo de tus sueños (espero que tengas un trabajo de tus sueños), con, supongamos: chofer, prestaciones, reconocimiento, sentimiento de desarrollo, horario flexible, un sueldo impresionante, casa… ¿Lo harías como una expresión de tu persona, o lo harías para tener un pretexto conveniente para no hacer otras cosas?

Si te dieran una tarjeta de «descrédito» (no te creerías su existencia), sin límite para comprar lo que quisieras, cuando quisieras, donde quisieras, todas las veces que quisieras… ¿Comprarías cosas que de verdad se te antojaran, que realmente utilizaras, o lo harías como actividad recreativa para distraerte de tus problemas por un rato?

La diferencia entre querer algo y poder algo, consiste en el sentido que le encuentras a lo que de verdad QUIERES hacer, más que en la inercia automática de lo que PUEDES o CREES PODER hacer.

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624

EL VALOR DE UN SEGUNDO

EL VALOR DE UN SEGUNDO

Hace un par de semanas tuve la oportunidad de ver algunos de los mejores cuerpos del país: los más veloces, los más eficientes, los más fuertes.

Cada año se hace la toma de tiempos para convocar a los que serán la selección de México que representará al país en eventos internacionales de triatlón. El criterio para elegir a quienes contarán con el apoyo de diversas instituciones, consiste en dar ciertos tiempos en natación y en carrera.

Se elige Boca del Río, en Veracruz por las condiciones tan amables que tiene el puerto, como son: la presión a nivel del mar, el clima y las instalaciones, para favorecer los tiempos de los deportistas.

El promedio de edad de la gente que participa linda los 20 años. Hay gente de 30, hay menores de 17.

Quien llega aquí es porque ya dio los tiempos o se encuentra muy cerca de darlos en condiciones menos propicias a las que ofrece Boca. Y el número de los que esperan ser seleccionados rebasa la centena. Ves gente de Guadalajara, de Tamaulipas, de Veracruz, del D.F., de Chihuahua…

Y algo que aprendí, aunque ya había leído, y escuchado, pero no había entendido, es el valor del tiempo: El valor de un segundo.

Es muy doloroso ver como alguien que se prepara durante años, que es joven, que tiene salud, que se esfuerza por lo que quiere, que tiene buenos hábitos, que respeta y quiere su cuerpo…
…hace 4 minutos con 41 segundos nadando 400 metros, cuando el umbral solicitado es de 4´40”.00.
Y esa escena se repite varias veces…
Adi, duele ver que ese segundo que hicieron de más, en donde dieron lo mejor, representa esperar un año, para volver a intentar dar los tiempos.
Y ese segundo extra no se puede regatear, no se puede dejar para mañana, ese segundo es esencial.

Duele ver cómo se pierde un año por un segundo de alguien que hizo todo para merecerse ese año. Es irónico que no duela igual ver como se pierden historias y existencias completas de gente que no se esfuerza por lo que quiere.

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624

LA FUNCIÓN DE LAS CICATRICES

LA FUNCIÓN DE LAS CICATRICES

Te presento a Claudia.

Claudia es una chica preciosa, en todo el sentido del término, en su trato con la gente, en la manera en que se expresa, en la forma que percibe el mundo, y en su físico.

Platicando con ella me contó de sus heridas. Normalmente uno la percibe guapa y arreglada. Hasta que ella señala sus cicatrices uno se da cuenta de esos deterioros.

En un choque la mandíbula se le destrozó y se la reconstruyeron, en otro accidente se abrió un lado de la frente, de pequeña, por otro golpe en la cabeza, tuvieron que drenarle líquido del interior del cráneo, para lo cual varios médicos hicieron múltiples perforaciones en su cabeza.

Esta lesión es la más interesante del conjunto de marcas que la conforman, por la posibilidad de estrago no sólo estético sino funcional. Quedó en coma después de ese impacto, no se sabía si sobreviviría, ni si su sistema nervioso conservaría las funciones íntegras.

Después del coma ella se recuperó y lleva una vida normal, exitosa, envidiable.

Cuando muestra sus cicatrices, de la barbilla reformada, de la frente fisurada, de las grietas de su cráneo, es interesante lo que sucede con esta mujer…

Que sus cicatrices la hacen más hermosa, que esas imperfecciones en lugar de restarle presencia, la distinguen, ya que son evidencias de su historia, del ser humano integral que ahora es, y que si no hubiera vivido esos sufrimientos, no gozaría su existencia actual con tanta plenitud, ni brindaría una felicidad contagiosa.

Esa es Claudia que despreocupada cuenta de sus abolladuras pasadas, que tiene cicatrices que definen su bella cara.
Seguro tú conoces a alguien que tiene cicatrices que definen su alma.

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624

DESAPRENDE

DESAPRENDE

David, ¿sabías que el aprendizaje está sobreestimado?

Hace muchos siglos era asombroso ver quién almacenaba más conocimiento. Surgieron las primeras enciclopedias…
Eso fue hace mucho tiempo. Actualmente existe una saturación de información, las computadoras han permitido que se consiga casi cualquier dato con una celeridad impresionante.
El sistema educativo actual sigue poniendo énfasis en la acumulación de conocimiento, más que en la aplicación del mismo. Y la gente asimila por repetición durante dos décadas en promedio una multitud de datos que jamás le servirán.

No es malo adquirir nuevos conceptos o habilidades, sin embargo vivimos en una época en que la gente que tendrá, más poder, salud, dinero y cualquier clase de recurso, no es, ni será aquella que tenga más enciclopedias en su casa, o más discos duros satisfechos en sus ordenadores.

No, no…

La persona que tendrá más posibilidades de escoger la calidad de vida que desea, será aquella que tenga la capacidad de filtrar información, aquella que pueda masticar y escupir lo que la envenena o digerir lo que la nutre, aquella que pueda recordar progresos, y que pueda olvidar frustraciones, aquella que pueda disfrutar las cosas y pueda soltarlas sin reproches, aquella que pueda sentir y pueda perdonar, aquella que pueda aprender y pueda desaprender, en ambos casos para aplicar sus aprendizajes y sus desaprendizajes.

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624

MEDIO MARATÓN O MARATÓN COMPLETO

MEDIO MARATÓN

Empezar el maratón desde la mitad.

Si tuvieras que correr 42 kilómetros y te entrenaras para hacerlo… Si llegara el día de la carrera y te dijeran que por cuestiones logísticas correrías 21 en lugar de 42, ¿no sería un alivio?

¿Cómo puedes hacer de cada cosa de tu vida, un medio maratón en vez de uno entero?

Me explico:
Si fueras a una entrevista de trabajo, ¿investigarías a la empresa para la que vas a trabajar o irías a ese encuentro con los nervios de ni siquiera llevar currículum?

Si tuvieras que presentar un examen, ¿estudiarías con anticipación o en la madrugada?

Si es tu primera cita, ¿te arreglarías o irías como si no fueras a salir de casa?
En tu vida diaria, ¿corres los 42 kilómetros del maratón, o corres 21, o corres 84?, cosa por definición absurda, pues no conozco un maratón de 84 kilómetros. Pero puede que te guste correr, así que tú sabrás si lo disfrutas y tú sabrás si tus rodillas lo aguantarán.

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624

Enemigo íntimo

E I

¿Sabes qué es, dónde está y cómo se calcula el tamaño del E.I.?
[…] No sabemos de cierto si el E.I. está compuesto de uno o varios monstruos, demonios o fantasmas, pero tenemos claro que ninguno ha llegado para obedecernos, ni ayudarnos, o siquiera ignorarnos. Todos quieren jodernos, eso queda bien claro. De ahí las siglas E.I.: cualquiera que sea su número y su naturaleza, son todos juntos el Enemigo Íntimo. Y a ese […] es al que hay que agarrar.
[…]
Seguir leyendo Enemigo íntimo

MEMORIA DE PROCEDIMIENTO

MEMORIA DE PROCEDIMIENTO

Una “memoria de procedimiento” es un concepto que se refiere a una reacción específica y automática que fue muy eficiente para resolver algún evento complicado en el pasado.

Si alguien asiste a terapia, rara vez (extraordinariamente rara) es por un afán de autodescubrimiento, o introspección. Lo que el paciente busca es una solución concreta a un problema que lo aqueja, y ese problema surgió como dolorosa claridad de una memoria de procedimiento que más que prestar beneficios, genera estragos.

Existen ocasiones en que esa memoria de procedimiento se encuentra tan arraigada que es muy difícil modificarla, no tanto porque sea un hábito que se repite una y otra vez y se fortalece cada vez que nos asustamos, nos enojamos, nos frustramos…, sino por no darnos cuenta que la tenemos, e imaginar que todos sienten y reaccionan de la misma forma en que nosotros lo hacemos. Así que suponemos que es cuestión de sentido común que las personas que nos rodean anticipen nuestras reacciones…

Cuando esto no tiene que ser así.

Lo interesante de esta memoria de procedimiento es que si intenta eliminarse de tajo, dañara más al paciente, ya que le quitará una forma de relacionarse con su entorno, deficiente, pero forma de relacionarse al fin, así que lo que se pretende en un tratamiento es: reconciliar al paciente con su memoria de procedimiento e integrarle otras formas de reacción.

De esta manera la persona tendrá la capacidad de elegir entre diferentes maneras de reaccionar, y las posibilidades de sentir el mismo sufrimiento una y otra vez se reducirán.
¿Qué memoria de procedimiento te lástima?

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624

EL AÑO MÁS DIFÍCIL PUEDE SER EL MÁS FÁCIL

EL AÑO MÁS DIFÍCIL PUEDE SER EL MÁS FÁCIL

Cuando algo te esté costando trabajo, cuando pienses que es injusto lo que te pasa, cuando sientas que no mereces tanto sufrimiento y que no has hecho algo equivalente para recibir el infierno que te tortura, considera que eso va a acabar, y que, es probable que contra todo pronóstico racional, lo más difícil está por concluir, aunque el mundo y tus instintos te griten que apenas está empezando el periodo de dolor.

En Agosto de 1993 yo estaba aterrado, después de ser rechazado en varias escuelas para concluir la primaria, por no aprobar los exámenes de admisión con una decencia mínima, me dieron la oportunidad de entrar a un colegio particular de mediana categoría. Era nuevo en un entorno en donde todos se conocían, mi autoestima estaba mermada por el señalamiento a un desempeño académico que había sido mostrado por mi padre como nefasto… desde mi punto de vista sólo tenía un punto a mi favor en un terreno en el que yo me sentía vulnerable e inepto…

Por alguna extraña razón, era el consentido de las maestras, de inglés y de español. Y recuerdo las palabras que la Miss Ana María, alguien que me apreciaba y confiaba en mí, una vez dijo: “Si creen que sexto es difícil, esperen a secundaria, ¡eso sí que es complicado!, y ya luego no se imaginan la preparatoria, ya ni quiero contarles de la universidad, cada vez es más difícil, así que aprovechen lo que ahorita tienen, porque cuando tengan que trabajar, entonces las obligaciones y responsabilidades son todavía más duras.”

Yo me quedé helado cuando escuche eso, ¿había entonces un momento en el que yo me sentiría más inseguro que el actual, cuando mi arrogante experiencia de 11 años creía que había tocado fondo?

Y la maestra Ana María tuvo razón en dos cosas: sexto fue difícil, y tenía que aprovechar lo que ahora tenía…

No obstante esta especialista en el ámbito académico erró en su pronóstico con respecto a la dificultad de los años subsiguientes. Cada año que transcurría era como quitarle lastre a un barco, cada año fue más fácil, y al concluir la preparatoria, hasta dichosos. Y así ha sido, cada año es más ligero y más pleno de recursos y experiencias.

Así que cuando alguien que te quiere y / o que es un especialista en algo que tú estás viviendo te diga que lo que en este momento es difícil, se hará más difícil, puede que tenga razón, se hará más complejo, pero ocurre algo curioso con la tensión, te hará una persona más sofisticada, a la altura de las circunstancias.

Además agrega que tú eres una persona diferente a la que te dice eso, tienes fortalezas y fragilidades que a él o a ella no la distinguen, con una historia muy particular.

A ti te toca construir esa experiencia, a ti te toca filtrarla y decidir si va a ser buena o mala, si va ser dulce o amarga, si va ser fácil o difícil, a ti te toca decidir si haces algo original o repites la historia de alguien más, y si esa repetición será gozosa o desastrosa.

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional, infidelidad, celos y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624

¿QUÉ HAY A LA VUELTA DE LA ESQUINA?

¿QUÉ HAY A LA VUELTA DE LA ESQUINA?

No tenían absolutamente nada de dinero, hacía calor como ahora, y su pequeño acaba de volver el estómago sobre su esposa mientras ella lo cargaba.

Por su parte, él hacía malabares con una mochila llena de pañales y biberones; su chiquita ardía en fiebre por tener una infección en el oído, el calor del cuerpecito lo angustiaba, pues el antibiótico que requería para controlar esa temperatura tan elevada y sus concomitantes molestias era bastante caro.

Al entrar al edificio en que se encontraba su departamento vio que del buzón se escurría el borde de un sobre amarillento, temía que otra factura apareciera en un momento en el que se sentía tan vulnerable por no poderle brindar a su familia lo más elemental.

Como pudo se las arregló para tomar el sobre, lo abrió con molestia en la mesa de su modesto comedor imaginando que sería otro cobro, y cuál no sería su sorpresa al darse cuenta de que era un cheque por 500 dólares: el pago por un trabajo del cual ya se había olvidado.

De eso ya hace casi cuarenta años, al protagonista del relato le alcanzó para el antibiótico, para una visita al médico y para la despensa de bastante tiempo. Unos meses después le llegaría un anticipo de 2,500 dólares, que serían un relumbrón de los 400,000 dólares que recibiría el día de las madres de 1973, inicio de un montón de billetes que le llegaron y le siguen llegando por dedicarse a algo que lo fascina.

El abrumado padre del bebé de estómago delicado y de la niña de la infección en el oído es Stephen King, escritor exitoso.

¿No te ha ocurrido a veces que no sabes cómo resolver algo, que ya te cansaste y que estás a punto de botar la toalla?

Avanza un poco más, puede haber sorpresas a la vuelta de la esquina.

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624

OFERTAS U OPCIONES

OFERTAS U OPCIONES

Así la escuche hace algún tiempo, así decía: “¿Qué buscas, ofertas u opciones?”
Y esta señora aludía a gente que se peleaba ropa en un centro comercial en una venta que remataba la mercancía.
La cuestión es que en lugar de ir por lo que se desea, en el momento que se desea, se comienza a establecer el hábito de ir por eso cuando está “de barata” (si es que llega a estarlo).
En lugar de pensar cómo hacer para conseguir eso sin pensar en el precio, esperamos a ver si acaso baja, y en ocasiones se adquiere algo que no se valora tanto como el producto a un costo que permita valorarlo más.
Muchas veces reaccionamos a la palabra “descuento”, y si eso quedara en mercancía material no habría mucho problema.
Sólo que llega a ocurrir que esa costumbre se extiende a otras áreas de la vida como relaciones interpersonales, situación laboral, pareja, cuerpo… Y se reconoce eso cuando la adaptación a momentos y situaciones incómodas, se vuelve tolerable o cuando la urgencia por encontrar algo o a alguien orilla a tomar lo primero que se atraviesa… Cuando el miedo a la soledad obliga a quedarse con una persona o a salir con quien sea, cuando el no tener trabajo, obliga a aceptar un sueldo ridículo en el que el empleado siente que trabaja por más de lo que se le paga, cuando el pantalón ya no queda y resulta más práctico comprar una talla más grande, cuando sólo hay quejas y críticas, sin iniciativa… Ahí se están aceptando las ofertas de la vida, los descuentos, por no decir, los saldos. En ese instante se dejan de construir o buscar opciones.
Una opción no es opción, es estar acorralado y escoger lo que se tiene enfrente, dos opciones es una dicotomía, es a partir de 3 o más donde empieza la posibilidad de elegir.
Ariadna, ¿qué buscas, ofertas u opciones?

Arturo Hernández Vera especialista en dependencia emocional y resolver ruptura de pareja
Psicólogos y terapia individual y de pareja en el D.F.
artherver@yahoo.com.mx
0445530729624